Entrevista a Franco Toffoli

Entrevistamos a Franco Toffoli, autor de Corona de Hierro, un juego de mesa de 3 a 5 jugadores donde los nobles italianos se disputan el ascenso al poder en la nueva monarquía.

El juego ha ganado el premio Alfonso X al mejor juego de autor argentino 2018 y el premio Poncho al mejor juego argentino en 2017 y 2018.

EJP: ¿Como comenzó tu interés en diseñar un juego?

Mi interés en diseñar juegos fue surgiendo de un modo natural y casi como una consecuencia del hecho que me gusta jugar juegos de mesa. Desde muy chiquitito, después de jugar varias veces a un juego – que no tenía muchos cuando era chico – se me iban ocurriendo cambios a cosas que no me gustaban e ideas nuevas, generalmente jugando con amigos, hemos hecho cosas como tableros nuevos de TEG y cosas distintas para cambiarlo, y con el tiempo me fui animando a hacer mecánicas nuevas en otros juegos (mecánicas que luego descubrí que ya existían), así que fue surgiendo como un pasatiempo de adolescente.

Después ya de más grande, cuando conocí todo el mundo de los juegos modernos, me puse a diseñar más en serio, y ya con una perspectiva de que lo que yo hiciera pudiera trascender. De cualquier manera siempre tuve el sueño de publicar un juego de mesa. Desde muy chico. Gracias a Dios se pudo concretar.

EJP: ¿Ahora que ya ha pasado 1 año aproximadamente desde la publicación de Corona de Hierro, cómo ves la experiencia y los resultados?

La experiencia fue sumamente gratificante. Ya de por sí crear algo es una experiencia gratificante y me gusta mucho mas allá del resultado. Y si eso que uno hace le gusta a otra gente, y se puede divertir y pasar buenos momentos, es más grato todavía. De vez en cuando alguien me escribe o veo una publicación en Facebook de alguien que lo jugó y es muy lindo porque en última instancia lo que uno hace, lo hace para otros, no solo para uno.

Todo el proceso tuvo también sus sinsabores, sus ansiedades, pero es parte de la vida. Respecto a la forma de publicarlo también fue lindo. En el momento en que ya tenía el juego bastante avanzado empecé a pensar como publicarlo y una de las posibilidades era hacer una autopublicación, pero luego salió lo de Dragón Azul y creo que fue una buena elección. Lo que a mi me gusta es diseñar, crear, y todo el trabajo de producción, distribución y comercialización es un trabajo super arduo y que a mí particularmente no es lo que me gusta.

De hacerlo por mi cuenta hubiese tenido que ocuparme de un montón de cosas que no era lo que quería hacer. Así me puedo dedicar 100% a diseñar y la editorial hace la otra parte del trabajo.

EJP: Sos docente. ¿Jugar y diseñar juegos, también forma parte de tu actividad, o es simplemente un hobby separado de tu trabajo ?

Si, de a poco fui llevando mi pasión por los juegos a la actividad docente con muy buenos resultados. De hecho, hace ya 4 años que uso un juego de roles en quinto año para enseñar algunas cuestiones de economía y de funcionamiento de la sociedad y las oportunidades que da o que no da a los distintos sectores de la sociedad y las diferencias sociales.

Y me ha dado muy buenos resultados porque con ese juego, que usamos durante todo el año, logré que los chicos entendieran cosas que de otra manera, en una clase tradicional, no había manera que pudieran ver.

El año pasado tuve otra experiencia muy interesante con otro quinto, participamos en feria de ciencias y el proyecto fue el diseño de un juego de mesa para trabajar temas de política internacional del siglo 21. Y lo diseñamos con los chicos en el aula, en las clases. Con eso participamos en una competencia donde ganamos en la instancia zonal y pasamos a la provincial.
Los chicos estaban muy contentos y se aprendió un montón porque hubo que investigar un montonazo para entender los temas y transformarlos en cartas, tablero, fichas, mecánicas de juego. Los chicos lo aprovechan mucho y está bueno poder incorporar los juegos a la educación. Me parece genial.

EJP: ¿Hubo otros proyectos quedaron en el camino?

Tengo un montón de protos en algún punto intermedio del proceso de diseño. Desde varios prototipos, otros que solo son ideas bocetadas, y otros bastante avanzados, muchos!

No sé si decir que quedaron en el camino porque en realidad el camino de diseño es medio raro, medio rebuscado. Me ha pasado muchas veces en un diseño trabajarlo y que después de testearlo no quede como yo quería o esperaba y darle vueltas; y cuando no sale muchas veces uno los deja reposar a los proyectos. Eso a mi me pasa mucho y calculo que a todos. Las cosas no suelen salir de una, y cuando uno se empeña mucho y no sale, conviene dejarlo un tiempo, que puede ser un año o dos, y en otro momento con otras ideas o con la cabeza menos bloqueada, se soluciona lo que no se encontraba la vuelta anteriormente.

Así que no considero que a ningún proyecto lo haya dejado en el camino definitivamente. Están ahí, y a lo mejor en algún momento saldrán a la luz.

EJP: ¿Tu familia te acompaña en la actividad lúdica?

Si. Me bancan mucho en el tema del tiempo que implica la actividad en sí. El diseño, el testeo, ir a las reuniones del club, los viajes a distintos eventos. En eso me re bancan e incluso me han acompañado a más de un evento y mis hijas sobre todo, ahora que están creciendo (la mas grande tiene 10 años) me dan bastante mano en el testeo, sobre todo de algunos proyectos que tengo de juegos mas sencillos, mas familiares y son muy entusiastas, al punto que ellas mismas ya diseñan.

Hasta la más chiquitita, que tiene 5, por ahí se pone con unas cartitas que dibuja y le pide a las hermanas que le escriban el texto y arma su jueguito de cartas. Y la más grande tiene un prototipo bastante avanzado que tiene ganas de presentarlo al Innovando el Juego. Vamos a ver si llega. Así que se enganchan un montón.

EJP: ¿Como ves la industria nacional de juegos de mesa?

La industria nacional ha crecido mucho estos últimos años en nuevas propuestas, en innovación, en apertura a lo que viene de afuera, con la compra de licencias de juegos de afuera, publicación de muchos juegos de autor nacionales. Creo que ha dado un salto muy grande. El mercado se viene agrandando también porque cada vez somos más los jugadores que compramos más juegos.

Me parece que todavía lo que está faltando un poco es más capacidad de distribución de las editoriales nacionales. Veo que a la gente le cuesta mucho conseguir juegos de autor o modernos en tiendas físicas. En las jugueterías en general no están ni siquiera los de las editoriales más grandes y conocidas. Por ahí en alguna tienda muy especializada, pero cuesta conseguir juegos en tiendas físicas  y en ese tema de distribución creo que todavía hay bastante para crecer.

A nivel de producción, también es muy difícil fabricar en Argentina componentes de calidad, pero eso ya es una historia larga y compleja.

EJP: ¿Que opinás del ingreso de editoriales extranjeras, como Devir, o los arreglos de editoriales locales licenciando juegos de otros países?

El ingreso de Devir Argentina, que todavía está en veremos, ya que no se ha concretado del todo, creo que es positivo. Lo que sí representa un gran desafío tanto para las editoriales locales especializadas, que son mucho más pequeñas que Devir, como las grandes que son grandes pero no tienen un catálogo tan grande de juegos modernos.

Y también para los diseñadores porque uno a la hora de presentar un prototipo a una editorial, se encuentra que en el mercado hay muchos más juegos de muy buena calidad, y en definitiva, si acá tenemos juegos internacionales, uno está compitiendo contra todos esos diseñadores del mundo y eso presenta también un desafío. Pero no lo veo mal. Como todo desafío habrá que pelearla, adaptarse y eso nos va a hacer crecer.

EJP: Hay rumores de expansión para Corona de Hierro. ¿podés contar algo?

Si, estoy diseñando una expansión para Corona de Hierro que le agrega algunas cositas nuevas y le cambia algunas de las que ya había para adaptarlo. Está en etapa de testeo y anda muy bien así que próximamente quizás haya algunas novedades.

EJP: ¿Algún otro proyecto en camino?

Como te contaba, hay varios dando vuelta, pero los más avanzados son dos. Uno es un juego educativo  que estoy diseñando con amigos que trata la flora y fauna de los humedales. Un juego bastante sencillo y dinámico donde al jugar uno va aprendiendo sobre esos temas.

Y el otro es un juego que estoy haciendo con otro diseñador, entre dos, que es un juego de cartas con movimientos ocultos, con un investigador y una especie de saboteador, donde el investigador debe descubrir quién es y atraparlo. Anda muy bien y tenemos expectativa de poder publicarlo, si no este año, el próximo a más tardar.

EJP: ¿Cuántos juegos hay en tu ludoteca?

La verdad nunca los conté. Debe haber alrededor de 40 o 50. Además tengo algunos repartidos por otras ludotecas, pero debe ser mas o menos ese número.

EJP: ¿Cuál es tu juego favorito?

Me gustan mucho los juegos que tienen mucha estrategia, que tengan interacción directa entre los jugadores. Los juegos en solitario multijugador no me copan tanto. Y también me gusta que tengan la temática bien ensamblada con las mecánicas.

Uno de los que más me gusta es el Twilight Struggle, por ejemplo, que no lo puedo jugar mucho. Power Grid también me gusta mucho. Sombras Sobre Londres, es un juego que te permite planificar, deducir, y que la temática está bien ensamblada.

EJP: ¿Hay algún juego que no jugarías?

En general juego de todo, no tengo demasiado problema en jugar juegos nuevos o probar. Me gustan los party o fillers, no tengo problema que tengan azar tampoco. Lo que no me gusta es cuando los juegos son repetitivos y largos. Estar mucho tiempo haciendo lo mismo me aburre. Pero si son breves no tengo problema.

El tema cuando uno diseña es que el interés en jugar ya no es solo divertirse, sino también analizar el diseño del juego que prueba. Por eso te decía que no tengo problemas en probar muchas cosas, porque incluso aunque el juego no sea bueno a mí me sirve para ver como funciona, o qué es lo que no funciona o analizar qué es lo que no me gusta del juego y porqué o ver de qué otra manera se podría haber resuelto alguna cuestión. Probar distintos juegos siempre me resulta provechoso. El tema es que si el costo de probarlo son 4 horas de aburrimiento, ahí ya paso.

Concretamente con uno que me pasó eso y me aburrí muchísimo es el Símbolo Arcano. No me enganché y me pareció repetitivo. Lo sufrí.

EJP: Gracias Franco por responder estar preguntas, ¡esperamos pronto ver (y jugar) nuevos proyectos tuyos!

La data

Mario

Mario es un viejo jugón (o viejo y jugón?), que no se va a resistir jamás una invitación a jugar en cualquier mesa. Con exepción, quizás, del Camel Up.

4 comentarios en “Entrevista a Franco Toffoli

  • 22/Feb/2019 at 18:12
    Permalink

    El twilight es el juego que todos quieren pero nunca sale a la mesa

    Reply
  • 24/Feb/2019 at 01:29
    Permalink

    a veces ocurre que un a GRAN juego te lo enseña a jugar un PESIMO jugador…. y no te termina gustando y no es culpa del juego. Simbolo Arcano es un GRAN juego… debe haber tenido un profe de mierda que se lo enseño para el culo…. eso esta bueno que lo aclaren tambien y da para debatir el “buen/mal juego vs buen/mal profe”

    Reply
    • 24/Feb/2019 at 14:54
      Permalink

      Creo que la experiencia de juego también depende del resto de los jugadores, las expectativas que tenías sobre el juego, las ganas de jugar eso en ese momento, el ambiente, cómo se dio la partida, tu resultado personal en el juego, en fin… hay muchas variables. El tema es que habiendo tantos juegos uno prefiere probar otro antes que dar una segunda oportunidad a uno que no le gustó. Igual no quice dar la idea de que porque un juego no me guste sea malo.

      Reply
  • 25/Feb/2019 at 20:28
    Permalink

    Si podés informar sobre el juego de flora y fauna de los humedales, fecha tentativa y quién lo publica. Muchas gracias. Saludos.

    Reply

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.