Entrevistamos a Luis Marcantoni

Entrevistamos a Luis Fernando Marcantoni, autor de LED, La Pirámide del Faraón, Nuevo Mundo, y mas recientemente Conejos en el Huerto. Estos dos últimos publicados por Ruibal, han ganado en varias categorías de los premios Alfonso 2016 y 2017.

Es interesante destacar que, por cuestiones de distribución y editorial, son los únicos juegos de mesa de autor que se pueden encontrar en supermercados y jugueterías. Así que además de ser buenos juegos, son bastante fáciles de conseguir.

¿Cómo comenzó tu interés en diseñar un juego?

Comencé a diseñar por dos razones: Al interés y el gusto que siempre tuve por los juegos de mesa, se sumó el darme cuenta que diseñar juegos me ayudaba a sobrellevar a la rutina laboral con una sonrisa.

¿Ahora que ya ha pasado tiempo desde la publicación de tu primer juego, cómo evaluás la experiencia y los resultados?

Si bien no es una actividad rentable, el esfuerzo de diseñar y editar me ha sido retribuido en forma de gratitud, reconocimiento y amigos; esos 3 elementos aún sustentan mi motivación por diseñar juegos.

¿Jugar y diseñar juegos, también forma parte de tu actividad profesional, o es simplemente un hobby separado de tu trabajo?

Jugar y diseñar son un hobby, un hobby que me tomo muy en serio.

¿Hubo otros proyectos que quedaron en el camino?

Por cada prototipo que avanza y llega a ser editado, van quedando en el camino ideas y proyectos que no siempre se descartan, pero necesariamente pasan por un tiempo a un segundo plano.

¿Tu familia te acompaña en la actividad lúdica?

Por supuesto que sí. Celeste ha sido y es mi compañera (y rival) en este camino, también me acompaña mi hija, que lentamente se adentra en el mundo lúdico.

¿Como ves la industria nacional de juegos de mesa?

Veo dos posiciones:
Por un lado, editoriales que no reaccionan e intentan sobrevivir haciendo siempre lo mismo; cajas llenas de aire, componentes de baja calidad, juegos y diseños arcaicos.
Por otro lado, editoriales que intentan ponerse a la altura de la circunstancia y dejar de lado el aislamiento de las últimas décadas. Ruibal viene apostando a ello desde hace años y, por suerte ya no es el único. Bureau de Juegos, Dragón Azul y Maldón entre otros, acompañan ésta sana iniciativa.

Noto una creciente voluntad por editar diseños de autores argentinos, lo cual me alegra y tranquiliza porque indica que hay futuro.

¿Qué opinás del ingreso de editoriales extranjeras, como Devir, o los arreglos de editoriales locales licenciando juegos de otros países?

¡Me parece fantástico!. Esta iniciativa permite que la gente acceda a comprar best sellers internacionales, a precios razonables. Creo que aquellas editoriales que tienen bien aceitada la parte comercial deberían analizar esta alternativa de negocio.
Desde el punto de vista de la demanda, y si esto perdura en el tiempo, Argentina tendrá jugadores de paladar más exigente, lo cual obligará a los diseñadores a volverse más profesionales. De ser así, en el futuro tendremos mejores juegos de factura nacional.

Vimos por allí una nueva versión del LED. Contanos más. ¿Viene algún otro proyecto en camino?

Es cierto, en breve se edita el nuevo LED hexágonos, un juego que disfruto mucho jugar y desde hace tiempo Ruibal quiere sumar a su catálogo.
Actualmente vengo trabajando en un par de proyectos, pero aún no han madurado lo necesario.

¿Cuántos juegos hay en tu ludoteca?

Mi ludoteca debe rondar los 60 títulos.

¿Cuál es tu juego favorito?

Voy con dos joyas:
Tigris y Euphrates de R.Knizia
Concordia de M.Gerts

¿Y un juego que no jugarías?

Jajaja ¡Hoy en día le doy una oportunidad a todos…!

Gracias por responder estar preguntas, ¡esperamos pronto ver (y jugar) nuevos proyectos tuyos!

Gracias a ustedes por la entrevista y… ¡Ojalá que así sea!

 

Más Data:

Mario

Mario es un viejo jugón (o viejo y jugón?), que no se va a resistir jamás una invitación a jugar en cualquier mesa. Con exepción, quizás, del Camel Up.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.