Juegos de roles ocultos, porque no hay nada más divertido que ser el traidor

Si hay algo que no es para nada gracioso en la vida real, pero sí lo es en los juegos, es poder traicionar, mentir y apuñalar por la espalda a tus contrincantes. En los juegos que reseñamos hoy, no sabrás hasta ultimo momento quién es el enemigo, o si tu eres el enemigo, deberás evitar que te descubran hasta poder dar al traste con los planes de tus contrincantes.

Mayormente son juegos que se disfrutan más en grupos medianamente grandes.

La Resistencia / Secret Hitler

Dos equipos se enfrentan con diferentes objetivos. Pero solo uno de los bandos conoce quiénes pertenecen a su equipo. Y deben conseguir pasar desapercibidos entre los miembros del otro equipo hasta eliminarlos o hacerlos fracasar. La idea original de este tipo de juegos la encontramos en Mafia, y Hombres Lobo de Castronegro. Un grupo (los hombres lobo, o la mafia) debe ir matando al otro grupo (los aldeanos), mientras que los del segundo grupo tratan de descubrir quienes son los asesinos y matarlos primero. La clave es que los asesinos se conocen entre sí, y tratarán de desviar las sospechas. Los aldeanos por su parte, disponen algunas herramientas con las que descubrir a sus enemigos.
La mayor problemática de estos juegos es que una vez que un jugador es eliminado, el mismo se queda mirando sin jugar más. Esta mecánica fue corregida en juegos mas nuevos, como One Night Ultimate Werewolf, y La Resistencia, donde ya no hay eliminación de jugadores.

La Resistencia está disponible en nuestro país de la mano de Devir. De 5 a 10 jugadores, y 30 minutos de juego, los jugadores son miembros de la Resistencia, una organización encubierta que lucha contra un gobierno maligno. Pero en la organización se han infiltrado espías para frustrar sus planes.

Al comienzo del juego se reparten unas cartas que indican qué jugadores son rebeldes y cuáles son espías, y los espías se reconocen entre sí mientras los demás cierran los ojos; se decide al azar quién será el primer líder del grupo, y se comienza. Al principio de un turno, el líder escoge un grupo de voluntarios, se vota ese grupo y, si sale, éstos van a llevar a cabo la misión. Si al menos uno de los miembros de ese grupo es un espía, puede sabotear la misión y hacer que falle. El primer grupo en conseguir tres misiones exitosas (rebeldes) o fallidas (espías) es el ganador.

Dentro de este grupo de juegos, no puedo dejar de mencionar Secret Hitler. Este juego es caro y difícil de conseguir, pero puede descargarse una versión Print & Play gratuita de su sitio oficial. En Secret Hitler un bando pertenece a los Liberales y otro a los Fascistas. Cada bando debe tratar que se aprueben leyes favorables para ellos, y llega un punto donde los fascistas tratarán que Hitler llegue a ser el canciller, mientras los liberales podrán tratar de matarlo si descubren quién es.

Saboteur

En Saboteur somos parte de un grupo de enanos que cava túneles para llegar a las pepitas de oro en la montaña. El problema es que dentro del grupo algunos tratarán de evitar que se llegue al tesoro. Los saboteadores en este caso no se conocen entre sí y tampoco se sabe cuantos son exactamente. Así que las sospechas, acusaciones y ataques estarán a la orden del día. Por otro lado, entre los propios enanos que procuran alcanzar el oro, el que llegue primero se llevará un mayor botín, así en un momento del juego se darán ataques entre el mismo grupo de buscadores.

Se juegan 3 rondas y gana el que más pepitas acumuladas tenga al final de las mismas. Es un juego muy divertido, con risas aseguradas. También está disponible en nuestro país de parte de Devir. Es para 3 a 10 jugadores y dura aproximadamente 30 minutos.

Spyfall

Una partida de Spyfall se compone de varias rondas. En cada ronda, los jugadores, menos el espía, reciben una carta de un mismo lugar, pero cada uno tendrá asignado un rol particular. El espía, por otro lado, recibe una carta diferente y no sabrá en qué lugar están los demás. Los jugadores deberán hacer por turnos preguntas y respuestas. La misión del espía es hacer que los agentes especiales hablen de más, para poder identificar en dónde se encuentran antes de ser descubierto. Los agentes especiales deberán hacer preguntas y responder de forma tal que los demás se den cuenta que saben dónde están y por lo tanto no son espías, pero sin permitir al espía deducir el lugar dónde están, mientras intentan descubrir la identidad del mismo.

Spyfall está publicado en Argentina por la editorial El Dragón Azul. De 3 a 8 jugadores, cada ronda de juego lleva unos 8 minutos aproximadamente.

Coup Urbis / Coup Urbis Reforma

Coup Urbis también está publicado en nuestro país por El Dragón Azul. En este juego de 3 a 6 jugadores, cada jugador recibe dos cartas de personajes, dos monedas y una carta de referencia. Cuando pierda las dos cartas es eliminado y gana el último jugador en pie. Como acción, un jugador puede tomar una moneda, dos monedas o pagar 7 monedas para eliminar un personaje de otro jugador. Además, en el juego hay 5 personajes con diferentes acciones especiales.

La clave está en que los personajes que dispone cada jugador están ocultos, y se puede hacer la acción de cualquiera de ellos, asumiendo que uno realmente tiene el personaje. Puede estar diciendo la verdad o mintiendo. Si nadie objeta la acción, la misma se realiza, pero si algún jugador decide dudar de quien hace la acción, deberá demostrar que tiene el personaje cuya habilidad estaba intentando usar, dando vuelta la carta pertinente y mostrándola a los demás. Si tenía una carta con el personaje en cuestión, gana el desafío y sino, lo pierde. No importa cuál de los dos jugadores gana el desafío: el perdedor inmediatamente pierde una carta de personaje. Sin embargo, el que ganó el desafío, debe descartar la carta y tomar otra del mazo.

De esta forma, se juega pemanentemente con el engaño de qué personajes realmente tenemos en la mano y tratando de descubrir los personajes de los demás. Si bien tiene eliminación de jugadores, su duración de 15 minutos hace que nadie vaya a estar mucho sin jugar, y que se puedan hacer varias partidas seguidas.

También se ha publicado otra variante, Coup Urbis: Reforma donde se introducen dos bandos y algunas acciones está limitadas a realizarse solo contra el bando opuesto.

Dead of Winter

En Dead of Winter una colonia de supervivientes intenta sobrevivir a un peligroso invierno en un apocalipsis zombi. Se juega a un escenario donde la colonia tiene un objetivo que intenta completar entre todos los jugadores.

El desarrollo de la partida es muy parecido al de muchos juegos cooperativos: los jugadores se turnan para realizar acciones con sus supervivientes como moverse de una localización a otra, matar zombis, buscar en las ruinas de los distintos edificios, aportar suministros, limpiar la basura de la colonia o construir barricadas y, cuando todo el mundo ha hecho lo que quería o podía hacer, se resuelven los sucesos del juego: los supervivientes comen, la crisis del turno actual se resuelven, los zombis atacan y demás.

Aparte del objetivo del escenario, cada jugador tiene un objetivo secreto, que es necesario que se cumpla para compartir la victoria de la colonia. Este objetivo en la mayoría de los casos no se contradice con el objetivo del escenario, pero otras veces puede crear el rol del traidor, que pondrá su propio beneficio por encima de los de la colonia y ganará si esta cae. Una forma simple e ingeniosa de minimizar el efecto líder y crear la posibilidad de un enemigo oculto dentro del propio grupo, aunque no siempre estará presente.

Dead of Winter está publicado en español por Edge, es para 2 a 5 jugadores, y dura entre una y dos horas. Existe una expansión llamada La Larga Noche, que puede usarse como tal o puede jugarse como juego independiente sin necesidad del primero.

Para terminar, dejo fuera de la reseña a Battlestar Galáctica, un juego donde los humanos realizan misiones en la nave espacial, pero algunos de ellos son Cylons durmientes que se activarán durante el juego para destruir a los humanos. Queda fuera porque es un juego muy difícil de conseguir hoy día, pero no puedo dejar de mencionarlo porque es otro gran juego de roles ocultos.

Más data

Mario

Mario es un viejo jugón (o viejo y jugón?), que no se va a resistir jamás una invitación a jugar en cualquier mesa. Con exepción, quizás, del Camel Up.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.