La santísima trinidad de los juegos modernos

Una vez que dimos el paso de acercarnos a los juegos de mesa modernos o bien cuando queremos promover este hobby, la pregunta frecuente es: cuales juegos son ideales para principiantes?. Si bien ya ha corrido mucha agua bajo el puente desde los años 90 y quizá muchos prefieran otros títulos a los que aquí voy a comentar; nadie podrá quitar el título de los más elegidos a este trío.
Por originalidad, por mecánicas, por estética, por donde se los mire, estos tres juegos han atraído a mas gente al mundillo que ningún otro.

 

CATAN
Los colonos de Catán (en alemán Die Siedler von Catan), o simplemente Catán, es un juego de mesa multijugador inventado por el mecánico dental Klaus Teuber editado por Kosmos en el año 1995.
El objetivo del juego es construir pueblos, ciudades y caminos sobre un tablero modular que varía en cada partida, mientras se van acumulando varios tipos de cartas de recursos y de desarrollo. La construcción de los pueblos y ciudades como del camino más largo o del ejercito más grande nos da puntos de victoria, como así mismo, algunas cartas de desarrollo; ganando la partida el primer jugador que llega a los diez puntos.
La popularidad del juego se debe, en parte, a que, mientras que su mecánica es relativamente simple, su dinámica es bastante compleja. No solo la táctica de colocar las ciudades con las cuales iniciamos el juego (son dos), además, el comercio de recursos es factor importante; sin olvidar que hay un pequeño factor azaroso en el dado que determina los recursos a recolectar por cada turno. Pero no deja de ser un muy buen juego de los denominados familiares.
Varias veces premiado, el éxito catapulto a su autor a dedicarse por entero al desarrollo del juego, por ende, el juego ha tenido innumerables expansiones y tematizaciones.

 

Juego de los noventas, totalmente actual a tal punto que dentro de poco tendremos el clasificatorio regional que da cuatro plazas al primer torneo nacional de Catan de nuestro país. Un hito que no tiene que pasar desapercibido a cualquiera que se haya acercado al hobby o este por iniciarse en él.

 

CARCASSONNE
Carcassonne es un juego de mesa diseñado por Klaus-Jürgen Wrede y publicado en el año 2000 por Hans im Glück en alemán y Rio Grande Games en inglés.
Ambientado en la ciudad medieval amurallada francesa de Carcasona, el juego consiste en crear un mapa de juego donde los jugadores compiten por hacer el máximo número de puntos con las mejores posesiones del mapa (ciudades, praderas, caminos, monasterios, etc.). De reglas sencillas es un juego donde brilla la estrategia individual para ganar cada partida.
Lo novedoso del juego reside en que el tablero es totalmente nuevo en cada partida, puesto que los jugadores de forma aleatoria van sacando las losetas del terreno. Las losetas son de varios tipos: campos, ciudades, caminos, monasterios, etc.; y deben colocarse de forma coherente. Sobre éstas se colocan las piezas de los personajes, que según donde se coloquen se convierten en granjeros, caballeros, monjes o ladrones. Las piezas de personajes permanecen estáticas en el tablero hasta que la construcción en la que están se acabe y se repartan los puntos correspondientes.
El juego puntúa por construcción realizada en el momento (puede ser que varios jugadores reciban la misma puntuación, si es que comparten la misma) y al finalizar el juego también se puntúa las inacabadas.

 

A diferencia del Catan, este juego no tiene azar y eso hace que a muchos le guste por encima de este; logrando cosechar varios premios, su autor edito varias expansiones que otorgan variabilidad al juego.

 

 

TICKET TO RIDE
Aventureros al tren, su traducción al español, es un juego de mesa de temática ferroviaria diseñado por Alan R. Moon y publicado en 2004 por Days of Wonder.
Partiendo de esta atractiva base surge un elegante juego familiar de sencillez extrema hasta el punto de que es uno de los juegos con reglas más simples del mercado. Literalmente se tarda menos de cinco minutos en explicarlas.
Se juega sobre un tablero que representa las ciudades más importantes de los Estados Unidos. Conectando unas con otras mediante rutas de distintos colores y divididas en distintos números de casillas (vagones). Cada jugador dispone de un número de vagones limitados que coloca sobre las casillas de cada ruta cuando completa el recorrido.
Comenzamos el juego con unas misiones secretas (tickets) que debemos completar, por ejemplo, unir New York con Miami. Nuestras misiones se cruzarán con las de los demás jugadores así que deberemos ser rápidos en reclamar rutas antes que los demás. Para ello iremos acumulando cartas de varios colores que cambiamos por las rutas que correspondan a ese color. En cada turno debemos analizar que nos conviene más: reclamar rutas sobre el tablero, tomar nuevas cartas o pedir nuevas misiones. La gracia del juego está en bloquear y ser bloqueado y en asumir riesgos apostando por nuevas rutas.
La interacción entre jugadores es baja ya que no hay comercio, se limita únicamente a cuando ocupamos rutas que obligan a buscar alternativas más largas. Es un juego muy rápido, con turnos muy cortos, pero con buenas dosis de estrategia, convirtiéndose por ello en uno de los juegos introductorios más recomendados.

 

Otro juego ganador de varios premios donde el autor, aprovechando su éxito de ventas, produjo muchas expansiones del mismo.

Más data:

  • Ficha completa del Catan en la BGG acá
  • Ficha completa del Carcassonne en la BGG acá
  • Ficha completa del Ticket to Ride en la BGG acá

 

Guille

Jugón por naturaleza. Estoy convencido que cualquier clase de juego puede dar esa experiencia que te hará recordar el momento y eso es lo importante!!

Un comentario en “La santísima trinidad de los juegos modernos

  • 08/Abr/2019 at 03:11
    Permalink

    Cuando no me salga la loseta que me cierra el castillo voy a recordar que dijiste que no tiene azar. Y alzare mi puño de ira al cielo.

    Reply

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.