Cinco formas de conquistar el mundo aparte del TEG

El TEG es un juego que ha pasado por las casas de miles de argentinos, mayormente en nuestra niñez o adolescencia. Y si bien he de reconocer que le tengo un cariño especial, hoy día es un símbolo del estancamiento en el que se mantuvieron las editoriales de juegos en nuestro país. Mientras en el resto del mundo juegos como Catán, Carcassone, Caylus y otros comenzaban una revolución allá por los 90, aquí pasarían más de 20 años para que la chispa de los juegos modernos se encendiese, impulsada por los propios jugones.

Si podés decir “Alaska ataca a Kamchatka” sin que se trabe la lengua, quizás los juegos que vamos a mencionar te traigan un soplo de aire fresco, manteniendo un objetivo similar, conquistar el mundo a los tortazos. Y no, no voy a mencionar a Risk.

Nuevo Mundo
Foto de Laboratorista XY en BGG

En Nuevo Mundo, el mundo a conquistar es, obviamente, el Nuevo! Ambientado en la época del descubrimiento de América, jugaremos el papel de conquistadores que fundaremos asentamientos y lucharemos por conseguir preciadas especias.

Nuevo Mundo es un juego de Luis Marcantoni, diseñador argentino (autor de Conejos en el Huerto y LED), y está publicado por Ruibal. Puedes encontrarlo normalmente en supermercados y jugueterías.

Tablero modular con un mapa variable cada partida. Combate sin dados (hay un dado especial de movimiento). Producción de recursos. Orden de turno variable. Diferentes formas de ganar. Alianzas y traiciones.
Son muchos detalles y mecánicas interesantes que hacen de Nuevo Mundo un juego ágil, con un gran componente estratégico, donde el combate es importante pero no lo es todo para ganar. Para 2 a 6 jugadores y 20 minutos por jugador, el juego brilla a las mayores cantidades de jugadores. Y tiene unos componentes preciosos.

Small World

Aquí el problema es que el mundo es pequeño. Muy pequeño para todas las razas que quieren habitarlo. Para variar, el resultado es la guerra! Pero este juego tiene varios elementos que lo diferencian de los demás.

En primer lugar, el mapa es fijo, pero las razas que juegan son variables. Las 14 razas se combinan con 20 poderes especiales generando combinaciones variadas en cada juego. Así podemos tener en una partida a los Gigantes del Inframundo y en otra a los Gigantes Diplomáticos.
Otra característica es que no jugaremos toda la partida con la misma raza. Una vez que una raza haya conquistado todo lo posible, debemos abandonarla (en declive) y tomaremos una nueva que entrará al pequeño mundo a conquistar todo lo posible, mientras la raza abandonada nos generará recursos, pero finalmente desaparecerá ante el embate de las nuevas.
Aquí sólo hay un dado. El dado representa resfuerzos opcionales que solo pueden usarse en un combate final, nada más. El resto es pura y fría estrategia.

El juego es para 2 a 5 jugadores (mejor cuantos más sean), con una duración promedio de 80 minutos. Publicado por Days of Wonders y en español por Edge, pero es independiente del idioma. Hay varias expansiones que añaden algunas reglas, y otro juego con mapa y razas diferentes que es SmallWorld Underground.

Cyclades

Nos trasladamos a la antigua Grecia. Época de dioses y héroes, monstruos y titanes. Diseñado por Bruno Cathala (Seven Wonders: Duel, Five Tribes, entre otros).

Aquí la mecánica principal del juego es la subasta de favores de los dioses. Un jugador puede ofrecer dinero para obtener el favor de un dios, pero otro jugador puede venir luego y ofrecer más, haciendo que el primero tenga que ir a pedirle a otro, jodiéndole los planes.  Por otro lado pueden adquirirse criaturas mitológicas que permiten acciones especiales, robarle recursos a otros y demás artimañas.

Curiosamente, si bien el combate suele ser necesario, no es obligatorio para ganar el juego, ya que el objetivo es contruir 5 metrópolis y esto es viable tanto construyendo, como por medio de filósofos. Claro, tambiés puedes armarte un ejército e ir a quitarle la metrópolis a otro jugador y aquí aparecen las batallas. En las mismas sí tiraremos un dado, pero que solo tiene valores de 0 a 3, además de sumar las respectivas tropas.

El hecho de usar miniaturas de plástico (sin pintar) en lugar de fichas o cubitos, hace que en mesa se vea fantástico. Y ni hablar si las pintas.

Tiene algunas expansiones, si bien el juego es redondo así como es. Son dignas de mencionar Hades y Titans. La primera permite que cualquier jugador invoque un ejercito y que puede dar un vuelco a la partida en cualquier momento, y añade héroes y dioses menores. La segunda agrega titanes y un nuevo tablero más orientado al combate, mas un sexto jugador en opción de juego por equipos.

Escala perfectamente de 2 a 5 jugadores. (0 6 con la expansión).

Según han prometido los chicos de Bureau de Juegos, este año 2019 lo tendremos a la venta aquí en Argentina.

Blood Rage

Y si hablamos de combate, qué mejor que hacerlo al estilo vikingo y morir con gloria en un combate esperando entrar al Valhalla antes que llegue el Ragnarok.

Blood Rage es un juego diseñado por Eric M. Lang, para 4 jugadores (5 con una expansión) y una duración media de 90 minutos. El juego se desarrolla a lo largo de 3 eras, o rondas, y al final de cada una, una región del tablero será destruida.

Cada jugador dispone de un tablero personal donde lleva la cuenta de las habilidades y recompensas que va obteniendo su clan. Al comienzo de cada era se realiza un draft de cartas hasta que cada uno quede con 6; en las cartas tendremos misiones, mejoras y puntos para combatir.
A continuacion se van alternando acciones, siendo una de ellas Saquear una provincia. Allí cada jugador puede sumar sus tropas, mas una carta jugada en secreto. Sin dados. El vencedor se llevará puntos de gloria (victoria) y la recompensa, si es el que empezó el Saqueo, mientras que los perdedores se van al Valhalla para volver en la próxima era. El objetivo final es conseguir más puntos de victoria.

Es un juego con una producción tremenda. Las miniaturas estan fantásticas y el arte es muy bueno. Además de la expansión de quinto jugador, hay otras dos expansiones que aportan variedad, pero que no son imprescindibles a menos que el juego te guste mucho.

Juego de Tronos: El juego de Tablero – segunda edición

Un juego de mesa ambientado en la historias de Poniente, obviamente ha de ser un juego que refleje las batallas, pero también las intrigas, alianzas y traiciones de las Casas que forman parte de la historia.

Cada ronda se divide en una primera fase de Poniente donde se resuelven eventos que afectan a todos los jugadores. Una segunda fase de Planificación donde cada jugador simultaneamente y en secreto asigna ordenes a cada zona donde tenga tropas, y una tercera fase de Acción donde se resuelven las distintas ordenes en un orden determinado y se producirán las batallas.
Y aquí no solamente depende del ejército mas poderoso, sino que los jugadores circundantes con sus ordenes pueden apoyar o quitar apoyo a la batalla, y además debe jugarse una carta de Casa, involucrando un personaje que puede modificar sustancialmente el combate. De modo que la fuerza bruta no garantiza la victoria.

Siendo el juego mas complejo de todos los citados, la principal pega es que es un juego optimizado para 6 jugadores. Y el objetivo es controlar 7 castillos, o tener la mayoría en 10 rondas de juego, cosa que puede llevar unas 4 o 5 horitas, que es bastante hoy día. El juego fue diseñado por Christian T. Petersen y está publicado en español por Edge.

Asi que ya saben, fanáticos del TEG, hay nuevos mundos por conquistar.

Data Importante

Mario

Mario es un viejo jugón (o viejo y jugón?), que no se va a resistir jamás una invitación a jugar en cualquier mesa. Con exepción, quizás, del Camel Up.

Un comentario en “Cinco formas de conquistar el mundo aparte del TEG

  • 22/Feb/2019 at 18:15
    Permalink

    En una partida de teg metes 4 Cyclades.

    Reply

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.