Jugando contra el Juego: Juegos Cooperativos (II)

Continuamos esta segunda parte de nuestro listado de juegos cooperativos destacados con 5 juegos que, mas allá que te gusten los cooperativos o no, creo que todo el mundo debiera probarlos al menos una vez, ya que nos ponen en situaciones que pueden darnos unas experiencias tremendas.

La primer parte, por acá, si no la leyeron.

Zombicide

Zombicide sería el juego que revolucionaría Kickstarter en el 2012, recaudando casi 800 mil dólares en su campaña. Producido por una empresa pequeña que comenzó siendo una web donde la gente sube fotos de miniaturas pintadas para que cualquiera pueda votar por ellas (coolminiornot.com). CMON comenzaría así con Zombicide su crecimiento exponencial de la mano de su (ahora) franquicia más exitosa, llegando a recaudar 5 millones de dólares en el Kickstarter de Zombicide Green Horde.

Así hoy día tenemos el Zombicide original, ambientado en la época moderna, Black Plague y Green Horde, ambientados en la edad media fantástica, con zombies humanos y orcos respectivamente, y el más reciente, Invader, ambientado en el espacio. CMON es sinónimo de miniaturas. Cualquiera de estas cajas trae alrededor de 50 miniaturas de excelente calidad. Y sus múltiples y variadas expansiones traen, por supuesto, más miniaturas.

La mecánica de Zombicide es muy similar en todas sus variantes. Básicamente tenemos un tablero modular donde un grupo de héroes deben cumplir una misión mientras son perseguidos por zombis de todo tipo y tamaño que van apareciendo permanentemente. Los héroes van adquiriendo experiencia y habilidades durante la partida, pero no tiene modo campaña (aunque hay cosas hechas por fans). Para los que esperan un juego sesudo, nada mas lejos. Sin embargo esto no significa que sea sencillo. Algunas misiones tienen un alto grado de dificultad y van a requerir que el grupo se coordine bien para poder lograrlo.

Las Mansiones de La Locura

Mansiones de la Locura es un juego de la línea Arkham Files de Fantasy Flight Games. Como tal, comparte personajes y monstruos con otros juegos de la línea, como Eldritch Horror, Elder Sign y otros, en ese ambiente surgido del imaginario de H. P. Lovecraft y los Mitos de Cthulhu. Sin embargo, nos encontramos frente a uno de los más inmmersivos y narrativos de todos ellos.

Entre 1 y 4 jugadores nos pondremos en el papel de investigadores que se adentran en una casa sin saber bien qué está sucediendo ni a qué se van a enfrentar. Monstruos, sorpresas, locura y traición son parte de los componentes. El hecho que cada aventura está en cierta forma guionada, conlleva a meterse en la narrativa y a disfrutar una gran experiencia de terror y suspenso.

En esta segunda edición, a diferencia de la primera (que ya no se consigue) el juego no precisa que un jugador haga de master, sino que utiliza una aplicación donde se van narrando los sucesos y que define los encuentros y pistas que los investigadores van enfrentando. Si bien puede parecer que el uso de una pantalla le quite gracia al juego, lo cierto es que está muy bien integrada y la experiencia es muy buena. Las losetas que conforman la casa a investigar, por ejemplo, no están todas visibles desde el comienzo, y se irán colocando a medida que los investigadores abran los nuevos espacios.

Por contra, la caja base cuenta con solo 4 aventuras. Si bien las mismas pueden repetirse sin que ocurra exactamente lo mismo, el hecho de conocer el desenlace o el monstruo final, le quita rejugabilidad. Lógicamente hay unas cuantas expansiones (bastante caras) con más aventuras. Afortunadamente hay también aventuras hechas por fans que pueden jugarse usando una app gratuita llamada Valkyrie.

Orquesta Negra (Black Orchestra)

Orquesta Negra nos pone en la piel de aquellos hombres (reales) que a lo largo de la segunda guerra mundial, conspiraron y trataron de eliminar al mismísimo Adolf Hitler. Bajo la atenta mirada de la Gestapo, que nos llevará detenidos si nos volvemos demasiado sospechosos, deberemos viajar por Alemania y los países de alrededor intentando obtener los elementos necesarios para un atentado, para luego encontrar el momento y lugar donde llevarlo a cabo.

El juego cuida muy bien la ambientación. Se lleva a cabo durante 7 rondas donde se irán produciendo los diversos acontecimientos de la guerra, que afectarán el curso del juego y también nuestras oportunidades. El mapa además, va habilitando o bloqueando diversas ubicaciones en base al período donde nos encontremos, reflejando los territorios ocupados en los diferentes frentes.

La mecánica es en varios aspectos similar a Pandemic, los jugadores deberán viajar, obtener objetos y coordinarse para usarlos, y cada uno llevará un personaje con habilidades únicas. Sin embargo esto no lo desmerece en nada ya que todos los elementos están muy bien logrados y coordinados. Quizás es un juego que no vea mesa todos los días, pero sin duda de vez en cuando vas a querés invitar a tus amigos a tratar de matar a Hitler.

This War of Mine: The Board Game

Si la experiencia del juego anterior de meternos en la guerra para tratar de eliminar a Hitler no te parece suficiente, This War of Mine nos pone directamente en el lugar de supervivientes civiles en medio de una ciudad sitiada y con dos bandos en lucha. No somos héroes, somos víctimas tratando de llegar vivos al día del alto del fuego.

Basado en un juego de computadoras del mismo nombre, e inspirados ambos en el asedio de Kosovo, This War of Mine recrea muy bien los momentos desesperados de una situación semejante. El juego se gana si al menos uno de los 4 sobrevivientes iniciales llega vivo al final del juego. Y formas de morir hay muchas…

A lo largo de la partida pasaremos por las diferentes horas del día, enfocándose en conseguir agua, comida o remedios entre los escombros. Tratando de construir algunos elementos que mejoren nuestra condición. Y por las noches dejando el descanso de lado para salir a buscar recursos sin saber con qué o quiénes nos vamos a encontrar. El juego tiene un libro con más de 1000 textos narrativos, de modo que podremos hacer cantidad de partidas sin repetir las mismas situaciones.

Como particularidad, cada jugador no toma control de un personaje. Si no que entre todos decidirán por el grupo entero, habiendo en cada momento un jugador que  va rotando y que será quien tome la decisión final de las acciones de los protagonistas.

Definitivamente no es un juego para cualquiera. Es una llamada de atención a los horrores de la guerra con toda su crudeza. A lo largo de la partida nos enfrentaremos a situaciones éticas y morales, donde la decisión que tomemos puede tener consecuencias terribles en la historia y muchas de las escenas presentadas nos quedarán dando vuelta por bastante tiempo.

Gloomhaven

Para terminar, cerramos por lo más alto. Literalmente. Gloomhaven es el juego que este año 2019, y desde el 2017, ocupa el primer lugar en el ranking de la BGG. Una caja con cerca de 10 kilos de cartón, llena de losetas, cientos de enemigos (de cartón), un manual con 100 misiones y héroes en miniaturas de plástico. Es lo más parecido a una campaña de rol sin llegar a ser un juego de rol. Está ambientado en un mundo fantástico al mejor estilo Dungeons & Dragons. Nuestros héroes comenzarán con ciertas habilidades y a lo largo de la campaña irán mejorando y obteniendo experiencia. Y de movida cada personaje es muy diferente en su forma de jugarlo.

Gloomhaven es además un juego Legacy. Esto quiere decir que ciertos componentes serán modificados en forma permanente durante la campaña. Hay un montón de cajas cerradas con elementos sorpresa que se abrirán a lo largo de las partidas, y un mapa que comienza casi en blanco y donde se añadirán pegatinas de lugares que iremos descubriendo.

Pero el punto donde el juego destaca es el sistema de combate táctico que se utiliza durante las misiones: Cada héroe dispone de un mazo de cartas donde debe elegir cuáles llevará a la misión. Cada carta tiene dos opciones, normalmente ataque y movimiento. Y en tu turno bajas dos cartas y debes hacer una acción de cada una.

El tema es que algunas acciones son de un solo uso y las cartas las pierdes por completo y también que si quieres recuperar las cartas jugadas, debes descartar en forma permanente otra carta del mazo, que se va achicando, y quedarse sin cartas significa que tu héroe ha sido derrotado. De modo que al avanzar el combate las decisiones se vuelven críticas. Por otro lado, la inteligencia artificial de los enemigos también se refleja en un mazo de cartas específico de cada tipo de enemigo así que nunca sabe como va a responder exactamente cada enemigo.

La iniciativa en el combate es variable, entre enemigos y héroes, según las cartas que se jueguen será el orden de las acciones a realizar.

El otro mazo utilizado es el de modificadores de ataque. Cada jugador (y los monstruos) tiene un mazo con cartas con valores entre -2 y +2 y cada vez que se hace un ataque se roba una carta, modificando el daño en la cantidad indicada. Al mejorar la experiencia de tu personaje, puedes obtener nuevas cartas y ampliar las opciones de tu mazo de acciones y también de tu mazo de ataques, pudiendo descartar los modificadores negativos, por ejemplo.

Finalmente, cada personaje tiene una historia y objetivos propios. Cuando esos objetivos se cumplan durante la campaña, el personaje abandonará el juego y deberás comenzar con uno nuevo desde el principio. Esto que parece traumático está perfectamente relacionado con la historia, y puedes hasta volver a encontrarte en otro momento con esos personajes que formaron parte del grupo previamente.

Gloomhaven es una experiencia en muchos niveles: acción en el tablero, diseño de tu personaje fuera de él, viajes por el mapa, lectura con toma de decisiones. Tiene merecido el lugar que ocupa en el ranking de la BGG. Para mejor noticia, Maldito Games lo edita este 2019 en castellano por lo que lo tendremos aún mas sencillo para jugar y descubrir sus misterios.

Más info
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/113924/zombicide
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/176189/zombicide-black-plague
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/224710/zombicide-green-horde
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/248065/zombicide-invader
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/205059/mansions-madness-second-edition
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/156858/black-orchestra
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/188920/war-mine-board-game
  • https://boardgamegeek.com/boardgame/174430/gloomhaven

Mario

Mario es un viejo jugón (o viejo y jugón?), que no se va a resistir jamás una invitación a jugar en cualquier mesa. Con exepción, quizás, del Camel Up.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.